lunes, 25 de noviembre de 2013

¿DEBEMOS HABLAR CON LOS NIÑOS DE LA MUERTE?

Si un niño vive con la verdad, por dolorosa que esta sea aprende a enfrentar la vida. Muchas veces mis estudiantes, futuros y futuras docentes me preguntan si se debe o no hablarles a los niños de la muerte. Enseguida les respondo con otra pregunta:”¿Creen que debemos hablarles a los niños de la vida?” Pues bien, si hablamos de la vida no podemos no hablar de la muerte, son como dos caras de una misma moneda, la muerte forma parte de la vida.
Recuerdo cuando falleció mi abuelo materno, con las mejores intenciones decidieron ocultarme la noticia pero poco tiempo después, un familiar que ignoraba el hecho me lo comentó y yo sentí como si una espada me atravesara y la ira se apoderó de mí. Hubiese deseado participar de los ritos que implica la despedida y que conducen al duelo.
Cuando falleció el abuelo paterno de mis, entonces muy pequeñas hijas, pensé que lo mejor era posibilitarles su participación para que no viviesen la partida de su abuelo de modo tan desgarrador como yo misma lo había experimentado. Les dije la verdad sin eufemismos. En esa época acababa de divorciarme y temía que fuese una situación incómoda pero nada era más importante que el equilibrio emocional de mis hijas; de modo que les puse sus mejores vestidos y tomamos un Taxi.
        Una de ellas quiso entrar al lugar en donde estaba el féretro, la otra no. Una arrojó flores sobre la tumba, la otra hizo un gesto de adiós con su manito.
Ana y Yael tenían entre siete y ocho años y pudimos hablar de la muerte como de un acontecimiento definitivo. Recuerdo que la de ocho me preguntó si eso podía pasarle a ella e inmediatamente la más chiquita le respondió que esas cosas no le sucedían a los niños: no intervine. Años más tarde, leyendo un artículo de M. Nagy “The clid’s teories concerning  death” pude comprobar una hipótesis que se me había ocurrido aquella tarde, e informarme de algunas investigaciones que, como formadora de futuros docentes me parecieron muy interesantes: Antes de los tres años desde el punto de vista cognoscitivo y afectivo el niño no se ha desarrollado lo suficiente para comprender el significado de la muerte. Entre los tres y los cuatro años pueden considerar la muerte como un efecto temporal reversible. Entre los cinco y los nueve años la percibe como un acontecimiento definitivo que sucede a los demás. De los diez años en adelante se ve la muerte como un acontecimiento inevitable para todos y está asociada al cese de las actividades físicas.
Por todo lo expuesto estoy convencida que éste es un tema a trabajar si se da la coyuntura.
Creo que es importante como docentes que ayudemos a los niños a entender este acontecimiento. Todos sabemos que compartida la tristeza es más tolerable.
Debemos adecuarnos al lenguaje de los más pequeños, tal vez trabajar a partir de fenómenos naturales como el proceso que sufre una flor, que se va marchitando y finalmente sucumbe o trabajarlo desde un cuento para generar un clima de intimidad y reflexión. Muchos son los autores que se han ocupado de este tema: Gustavo Roldán en “Como si el ruido pudiera molestar”  o Tomie de Paola, La abuelita de arriba y la abuelita de abajo, Norma, 2003. También es recomendable el cuento de Laura devetach “Monigote en la arena” y para los más grandecitos tenemos “Pablo” un conmovedor cuento de  Elsa Bornemann…por nombrarles solo algunos.
Desde luego es fundamental la actitud que muestre el adulto frente a la muerte, la idea es que seamos modelos positivos de los más jóvenes. Ser  un modelo positivo no significa mantenerse distante o no conmoverse, significa ser capaces de sostener al otro: un abrazo, una palabra, un gesto resultan fundamentales. Tenemos que ser capaces de ponernos en el lugar del otro.
Todos somos conscientes de lo que nos cuesta sobreponernos de una pérdida. Tenemos que ser respetuosos porque para un pequeño la muerte de un hámster puede ser durísima y nosotros no tenemos derecho a minimizarla. Por eso es imprescindible dar lugar al diálogo.
El duelo es un proceso lento con idas y vueltas tanto en los adultos como en los niños. Tenemos que acompañar a elaborar este duro momento desde una perspectiva positiva



lunes, 18 de noviembre de 2013

¿QUÉ HACER PARA QUE NUESTROS ALUMNOS SE CONVIERTAN EN MEJORES LECTORES CADA DÍA?



A continuación les vamos a ofrecer distintas estrategias para implementar en el aula, o en la sala… Porque nadie nace lector.. Un lector se construye y nos compete a nosotras como docentes formar niños lectores.
·        Armar un buzón de comentarios y sugerencias
Para lograrlo solamente hace falta una caja forrada con un papel atractivo y luego colocarla en algún sitio cercano a las mesas donde están los libros o la biblioteca, para que los chicos depositen mensajes sobre las obras leídas (libros preferidos, libros que no les llamaron su atención, libros que conocen y les gustaría que formaran parte de la biblioteca, temáticas no contenidas en el material actual y que desearían que estuvieran presentes, etc.). La idea es que en algún momento pueda realizarse   "una mesa redonda", un panel, para que los chicos hablen acerca del libro, su autor, otras obras del mismo autor, y así interesar a futuros lectores.
·        Publicidad de libros
Por ejemplo, "los más leídos de la semana", "los recuperados del estante", "las novedades editoriales".
·        El libro leído para vos
Los más grandes pueden grabar lecturas expresivas con efectos especiales cuyo objeto sería que los más chicos pudiesen escuchar una vez o dos a la semana.

·        Literatura "en familia"
Solicitar a los alumnos que recopilen canciones, poemas o cuentos conocidos dentro de su entorno. Luego generar un espacio en el cual puedan compartirse con sus pares. La propuesta se puede ampliar incluyendo los juegos de ayer y de hoy. Se podrían abordar cuestiones referidas al género, el origen de esa literatura, el contexto de producción y difusión de las obras, etc. Esta propuesta propicia el acercamiento de la familia a la escuela, ya que podrían ser los padres y abuelos quienes recuperen y enseñen las canciones, las rondas, narren los cuentos, den las instrucciones de los juegos a los que jugaban ellos cuando eran chicos.
·        Chocolate y literatura
Organizar rondas de intercambios de libros (golosinas y chocolate de por medio) en relación con los gustos y deseos de los lectores. En lo posible, los participantes deberían tener intereses similares. La actividad puede coordinarla el docente o un alumno.

·        Amigos de los libros
Instancia en la que se invita a algún escritor, librero, editor, ilustrador, para que hable a los niños de su trabajo. Cuando el invitado es un escritor se prepara con antelación la visita, incluyendo la lectura y el análisis de sus obras. Es éste un espacio que permite a los adultos de la comunidad para que hablen de sus lecturas y también les lean a los niños.
·        Leer a otros
Organizar rondas de lectura para que los alumnos -teniendo en cuenta sus destinatarios (alumnos de años inferiores, sus propios compañeros, compañeros del comedor)- seleccionen qué leer y cuándo. Por ejemplo, colmos en el recreo más largo; un cuento breve al inicio de la jornada escolar o al finalizarla. Es importante sostener esta actividad un tiempo prolongado, y también promocionarla con anterioridad a su inicio, por ejemplo, a través de afiches, tarjetas de invitación. Esto permite la participación de otros alumnos, no solo los del curso.
·        Presentación de libros
Por ejemplo, cuando se incorporen nuevos títulos en la biblioteca. En este caso, varios lectores
pueden referirse a la misma obra, a varios libros de un mismo autor, etc. Es una buena oportunidad para compartir la lectura en voz alta, para leer un fragmento y sembrar la intriga, para que otros lectores tengan ganas de seguir leyendo. Esto permite la participación de toda la institución educativa o bien otros alumnos (por ejemplo, agrupando años paralelos, los alumnos de un turno).
·        Detectives literarios
Incitaría a organizar un juego para buscar libros a partir de diferentes preguntas o consignas.
A manera de ejemplos, proponemos solicitarles a los alumnos que:
_ elijan un libro de aventuras,
_ busquen un libro que tenga una nena como protagonista,
_ seleccionen un libro en el que sus personajes estén enamorados, entre otros.
·        Párrafos/versos perdidos
Consiste en preparar una mesa con variedad de libros, armar grupos con dos o tres participantes.
A cada grupo se le entregan párrafos o estrofas que pertenecen a algunos de los libros
de la mesa. Cada grupo tendrá que imaginar a qué libro puede corresponder el párrafo que recibió.
Se hace una gran ronda donde cada grupo cuenta qué pistas reconoció para suponer que el párrafo correspondía a ese libro. Luego pueden acercarse a la mesa de libros, encontrar el que
incluía el fragmento, y seguir leyendo, o bien, anotar el libro para solicitarlo con posterioridad, en carácter de préstamo.
·        Sugerencias para trabajar con poesías
Se hace una mención especial a este género con el propósito de fortalecer su presencia en las propuestas de lecturas que realiza la escuela, reconociendo que -por lo general- existe una preponderancia del género narrativo por sobre los demás. Desde esta perspectiva, nos pareció oportuno reposicionar la poesía como fuente de lectura.
·        Poesía de tradición oral y poesía de autor
_ Diferenciar entre un poema anónimo y uno de autor conocido.
_ Seguir leyendo otros libros que ya leyeron de él/la autor/a.
_ Poemas que abordan la misma temática y que pertenezcan a distintos autores
·        El soporte mágico del país de la Poesía
Esta técnica la hemos trabajado muchas veces en clase: Consiste en armar un soporte especial para rmar un rincón de poesía en la sala o en el aula. Tomo ejemplos de lo que mis propios estudiates armaron: desde un cofre con monedas de oro en cuyo reverso están los poemas, hasta una soga con ropitas de pape que del otro lado tienen poemas, o un paraguas con gotitas de papel que son poemas… etc, etc.


Docente creativo, alumnos creativos!!! Éxito y que cada día todos leamos más y mejor…

Adiós a la increíble Doris Lessing, un verdadero icono de las causas sociales y feministas por Estela Quiroga



Murió una gran escritora, una de las pocas mujeres que recibió el PREMIO NOBEL, y que no podemos dejar de recordar y para aquellos que no la conozcan sería bueno que pudieran ingresar a su maravilloso mundo de ficción tan cercana a la dolorosa realidad femenina…La obra de Doris Lessing tiene mucho de ella misma, siempre les digo que es inevitable que se filtre aspectos autobiográficos en las historias,  y se inspira a menudo en su experiencia africana, su infancia y sus desengaños vitales, sociales y políticos, que la hicieron feminista, comunista, pacifista y anticolonialista. Los temas plasmados en sus relatos  se centran en los conflictos culturales, las flagrantes injusticias de la desigualdad racial, la contradicción entre la conciencia individual y el bien común. Abarca primordialmente medio centenar de novelas y gran número de cuentos cortos, aunque cultivó también ocasionalmente otros géneros (el teatro, la lírica, el ensayo, la biografía y el libreto de ópera).
En 1962 publicó su novela más conocida, El cuaderno dorado, que la catapultó a la fama, convirtiéndola en el icono de las reivindicaciones feministas. Fuera de la crítica social de sus primeros textos (Canta la hierba, 1950, o la pentalogía Hijos de la violencia, 1952-1969) también indagó en la novela psicológica y existencial. Pueden destacarse entre sus otros libros La buena terrorista (1985), El quinto hijo (1988) o los escritos con el pseudónimo de Jane Somers, como Diario del buen vecino (1983), cuyo fin era demostrar las dificultades para publicar que afrontaban los escritores noveles.  
Con más de setenta  años regresó  a Sudáfrica para visitar a su hija y a sus nietos, y dar a conocer la primera parte de su autobiografía, Bajo mi piel (1994). Ironías de la historia, fue acogida con los brazos abiertos, cuando los temas que ella había tratado en sus obras habían sido la causa de su expulsión del país cuarenta años atrás.

Autora de más de cuarenta obras, y célebre desde la aparición, en 1950, de su primer libro "Canta la hierba", es considerada una escritora comprometida con las ideas liberales, pese a que ella nunca quiso dar ningún mensaje político en su obra.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

ESTRATEGIAS PARA DAR CLASES DE LITERATURA EN EL NIVEL PRIMARIO





Un Plan de Lectura necesita de la escuela y a la escuela le vendrá muy bien dejarse atravesar por la lectura, convertirse en sociedad lectora, con maestros lectores, porque de esa manera
también estará buscando su sentido.
                                                                                 Graciela Montes
                                                           





Leer en voz alta supone una lectura cuya actividad es la construcción de significado y la valoración de esa
multiplicidad de sentidos. Cada lector construye frente a un mismo texto literario variedad de significados, pues en esa interpretación se entrelazan la experiencia de vida, sus emociones, sus lecturas previas, sensaciones, recuerdos, con las pistas que el texto aporta. Pero, bien sabemos que poner simplemente a nuestros futuros  alumnos en relación con los textos no aporta a su educación literaria; leer literatura en la escuela, implica mediar esas lecturas, implica planificar las instancias de encuentro entre los alumnos -lectores en formación- y los libros.
Uno de los requisitos iniciales es que ustedes, como futuros docentes, conozcan, hayan leído con antelación, el texto literario que ofrecerán a los alumnos; esto les va a permitir planificar estrategias de intervención, en las que podrán tener en cuenta los tres momentos de lectura:
Antes de la lectura
Durante esta etapa se deben  desarrollar diferentes  actividades tendientes a generar hipótesis de lectura. Se presentan algunos ejemplos, reconociendo la existencia de una variedad de propuestas de anticipación que ustedes como  verdaderos mediadores  podrán desarrollar teniendo en cuenta el libro, el grupo clase, el propósito de enseñanza, otras actividades realizadas.
Por ejemplo, unos días antes, el maestro publicita el libro a ser leído y plantea interrogantes(a partir del protagonista, del subgénero al que pertenece la obra, del autor); los alumnos exploran algunos elementos formales del libro (tapa, contratapa, título) y las ilustraciones, para realizar anticipaciones acerca del argumento, las características de los personajes, el género, los"posibles" recursos de estilo presentes en la obra (por ejemplo, si leeremos teatro, cómo organizaremos la tarea; si leeremos adivinanzas, en qué cuestiones del texto vamos a prestar mayor atención; si leeremos una leyenda, de qué tratará la obra).

Durante la lectura
La lectura en voz alta por parte del docente supone una puesta en escena donde la voz y sus modulaciones, los gestos y sus variaciones, los ademanes y sus sugerencias, atrapan la atención de los alumnos y permiten recuperar el placer de escuchar un texto. La lectura en voz alta es una
mediación entre el texto impreso y el lector; una mediación que requiere de un lector que previamente"ha preparado" su lectura y encontró el tono, los silencios, las pausas.
En la narración oral, es decir, cuando se narra un cuento, la voz, el gesto y el ademán no necesitan del portador "libro" para contar la historia ya que se emplean herramientas teatrales que hacen posible visualizar los personajes y los escenarios en donde la imaginación cobra vuelo con el transcurrir del cuento. En este caso, el narrador "se apropia del texto de origen", permitiéndo la introducción de ciertas modificaciones, interpreta sus significados, crea una variante porque el texto oral es texto abierto para quien pueda añadir más o enmendar si quisiere y así continuar con la recreación. Esto permite establecer el "pacto ficcional" entre el texto, el narrador y el oyente.
Después de la lectura
Cuando concluye la narración oral o la lectura en voz alta, viene un tiempo de ensimismamiento,de lectura interior, un tiempo de silencio, personal, al que se suman con posterioridad,las intervenciones del maestro quien incentiva a los alumnos para que expresen sus propias ideas e impresiones , recuerdos, sentimientos. El docente -como parte de esa comunidad lectora también expresa sus propias emociones, ideas; insta a los alumnos a releer fragmentos porque son bellos, interesantes, difíciles; porque son pistas que permiten "anclar" la interpretación; porque la intencionalidad es focalizar en determinados recursos expresivos y expresiones, para
degustarlos, entenderlos, tomarlos prestados para incluirlos en producciones personales. De este modo, esos lectores van formándose en sus gustos literarios, van pasando de una lectura literal -más ingenua- a una lectura inferencial, estética.
Estamos diciendo entonces que, a una primera lectura en voz alta, le continúa un tiempo
individual para pensar, interpretar, elaborar las ideas personales; y un tiempo compartido para dialogar, poner en escena esos pensamientos construidos en el contacto íntimo con el texto, para volver a leer, para "armarse" de otras estrategias de lectura que en el devenir nos permiten formarnos como una verdadera comunidad de lectores.



¿cómo armar recorridos de lectura?


En principio definamos qué significa armar un recorrido de lectura, ni más ni menos que organizar una suerte de itinerario de lectura, lo cual implica  el agrupamiento de obras literarias a partir de algún criterio.
Permite articular lecturas encontrando puntos de contacto por coincidencias y divergencias, por ejemplo, características comunes de género.
Sin agotar las posibilidades, mencionamos algunos recorridos teniendo en cuenta:
Autor: argentinos,  contemporáneos, clásicos de la literatura infantil.
Ilustrador: libro álbum, con ilustraciones, sin ilustraciones.
Personaje: abuelos, niños, animales. Características de los personajes (chismosos, protestones, valientes).
Objetos: sombreros, escobas, elementos mágicos.
Género: de tradición oral/de autor. Subgénero: dentro de las de tradición oral, por ejemplo,cuentos maravillosos.
Una vez identificado el recorrido, algunas actividades que pueden llevarlo a la práctica son:
_Organización de una mesa de libros para un primer contacto: exploración, lectura, intercambio de opiniones, información sobre datos de cada autor. Selección entre todos del itinerario de lecturas a seguir. Planificación de la tarea a largo plazo.
_Organización de la biblioteca del aula con los libros elegidos para cada recorrido lector propuesto,por ejemplo, otorgarle un estante o espacio específico. Elaboración de afiche que recuerde el orden de las lecturas.
_Espacio diario de lectura en voz alta por el docente (hora del cuento) teniendo en cuenta los momentos de pre-lectura, lectura y pos-lectura.
Fichaje del material bibliográfico y su circulación a través del préstamo domiciliario constituyéndose ésta en una situación de lectura por sí misma.
Círculo de lectores: intercambio de opiniones entre los lectores, con recomendaciones alresto del grupo.
Producción de reseñas literarias que recomienden algunos libros leídos a otros chicos y adultos.
Lectura de catálogos de editoriales y secciones de libros recomendados en periódicos y revistas.
Exposición de reseñas literarias, en un panel para compartir con los pares y la comunidad.
Lectura de la biografía de autor y presentación de la misma en la reseña o comentario.
Cartelera de recomendaciones y boletín o catálogo, para difundir y compartir las preferencias literarias del grupo.
Armar proyectos de lectura.

A continuación les presentamos un proyecto sobre la historieta

La historieta sirve para leer lo mismo que respirar para comer. El que se engancha con ella incorpora el ejercicio de la lectura, pero eso no significa que después lea a Víctor Hugo. En sí misma, la historieta transmite cierto tipo de valores y, como en todo, hay buenas y malas.
Fernando Sendra

La Historieta Infantil (como toda expresión artística) es parte de nuestra cultura y testigo de nuestro pasado. Si se niega o ignora esta parte de nuestra cultura, se está negando también lo que fuimos, la construcción de nuestro presente y proyección de nuestro futuro. Y ya sabemos que una sociedad sin memoria, es imposible que evolucione y se desarrolle.
Manifiesto de Banda Dibujada (Movimiento Cultural para la difusión de la Historieta para niños y jóvenes)

Desde luego esto es solamente a modo de ejemplo, para fundamentar deberían investigar mucho más sobre el tema y explicar por qué resulta tan interesante trabajar este tema con los niños.

Destinatarios del proyecto
Primero “B” turno tarde. Desde ya deben tener en cuenta las características del grupo de niños.


OBJETIVOS

Que los niños:
       Conozcan la biografía y las obras de dos historietistas argentinos (Manuel García Ferré y Joaquín Salvador Lavado, conocido a través de su seudónimo “Quino”).
       Que se inicien en reconocer las características y las diferencias entre un texto literario y una historieta (diferentes tipologías textuales).
       Que produzcan como  una historieta creada por ellos mismos.Y ese sería el producto.

CONTENIDOS

Textual del diseño (para modificar y armar):
       Designar y describir objetos, personas, fenómenos, procesos, presentando relaciones causa-efecto, causa-consecuencia, clasificando, haciendo inferencias, estableciendo secuencias.
       Introducción a estas dos diferentes tipologías textuales y a la diversidad de géneros.
       Contar hechos, acontecimientos y transformaciones a partir de su propia imaginación.
       Crear imágenes sensoriales de diferentes tipos, personificaciones, animaciones.
       Interactuar con los textos literarios comenzando a explorar el lenguaje usado para construir ficciones, para expresar fantasías, emociones y sensaciones.
       Comentar con otros lo que se ha escuchado leer: intercambiar opiniones acerca de la historia contada.
       Colaborar en la producción, dictando.
       Reconocer e identificar, por medio de indicadores visuales,  un texto literario y una historieta.
       Escoger un libro por su autor y las características estéticas.
       Anticipar de qué se trata un texto mirando las ilustraciones (cuento, historieta), a partir del conocimiento previo de los personajes (historieta).
       Comenzar a pensar junto a los compañeros qué van a escribir antes de empezar a hacerlos.
       Pensar situaciones y personajes, dibujar los escenarios antes de escribir en el caso de los cuentos.
       Recuperar el hilo argumental.

ETAPAS DEL PROYECTO
Semana 1 - Nos familiarizamos con la historieta
Día 1 - Para comenzar a indagar sobre los saberes previos de los alumnos, se iniciará dividiéndolos en pequeños grupos y entregando a cada uno algunos ejemplares de diarios y revistas, bajo la consigna de identificar donde encuentren historietas. Una vez culminado el reconocimiento de las mismas, el docente indagará acerca de los aspectos que llevaron a los niños a determinar que las elegidas son historietas; para el docente el disparador será ¿Cómo te diste cuenta que es una historieta? y según las respuestas que reciba, seguirá indagando al respecto.
Para comenzar con el reconocimiento de las características propias de las historietas, trabajaremos cada día con los primeros cinco capítulos de “El fascinante mundo de la historieta”, una serie ideada por Banda Dibujada.
Capítulo 1: “Los elementos que la constituyen”
Capítulo 2: “Las onomatopeyas: onomatopelea”
Capítulo 3: “Las onomatopeyas: Definición y ejemplos”
Capítulo 4: “Las líneas”
Capítulo 5: “Los personajes”
Cada día, basándose en la lectura en conjunto (docente y alumnos) de cada capítulo, se trabajará sobre los contenidos del mismo.
El último día de la semana, se destinará un rato para la lectura (por parte del docente) y escucha (por parte de los niños), del cuento: “Caperucita roja y el lobo” de “Cuentos en verso para niños perversos” del autor Roald Dahl (Teniendo en cuenta que el grupo ha trabajado previamente los cuentos tradicionales y está listo para entender una parodia de los mismos). El docente hará hincapié sobre las características de esta tipología textual, los recursos paratextuales y las diferencias con las historietas que estuvieron conociendo hasta el momento. 
A su vez, la información de los cuentos que se lean de este libro se irá sistematizando de la siguiente forma: Los niños dictarán al docente el título del cuento, los diferentes personajes que intervinieron, sus características y brevemente, las acciones fundamentales (Por ejemplo; El lobo se come a la abuelita, llega caperucita..., etc.). Durante el dictado el docente complejizará la actividad realizado preguntas tales como “¿Cómo se escribe?, ¿Con qué letra empieza?, ¿Así está bien?, ¿Qué dice acá?, etc.”. Una vez terminado, los niños copiarán (a conciencia de lo que están escribiendo) en su cuaderno personal todo lo que dictaron, de esta manera cada uno podrá tener la información. Si lo desean también podrán realizar un dibujo personal de lo que mas les haya gustado del cuento.

Semana 2 - Quino nos presenta a Mafalda
Día 1 - Para introducir a Mafalda, primero se hará una pequeña reseña sobre la vida de su creador, Quino.
Nacido en Mendoza hace casi 80 años, en una entrevista cuenta: “La decisión la tomé a los tres años, cuando quedé una noche al cuidado de mi tío Joaquín y él se puso a dibujar para entretenerme y me di cuenta de todo lo que podía salir de un lápiz. Yo quería ser dibujante de historietas". También cuenta que Mafalda nació para una publicidad de electrodomésticos, para la cual “debía idear una tira con una familia cuyos nombres comenzaran con la letra M, para que funcionara como publicidad encubierta de los productos. Es el germen de Mafalda.”
Día 2 - Para continuar, se seleccionarán algunas tiras de la historieta, en las que aparezcan Mafalda y los otros personajes: Felipe, Manolito, Susanita, Miguelito, Libertad y Guille; las mismas se fotocopiarán de modo tal que cada grupo tenga una. Los niños podrán mirar libremente cada tira y el docente sugerirá que cada grupo cuente qué es lo que cree que sucede en esas viñetas. Acto seguido, el docente leerá cada una para todo el grupo.
Por otro lado, a cada niño se le entregará una figura recortada de cada personaje para que pueda pegarla en su cuaderno personal y escribir debajo el nombre de cada uno.
Día 3 - Luego de haber leído las tiras entregadas anteriormente, se consignarán en el pizarrón los nombres de todos los personajes, sus gustos y características, según hayan podido distinguir. Los niños irán diciendo y dictando a la docente, y también “debatiendo” entre todos si lo que se dice es válido o no.
Día 4 - Ya con suficiente conocimiento acerca de las tiras de Mafalda; los chicos junto al docente armarán una puesta en escena con los personajes confeccionados en cartón, a modo de juego dramático. El mismo se llevará a cabo en pequeños grupos, cada cuál tendrá una maqueta armada por ellos mismos y a los personajes, que estarán hechos con una imagen recortada de cada uno y pegada sobre un trozo de cartón que pueda mantenerse parado. Los niños manipularán y darán vida a los mismos teniendo en cuenta las características propias de cada uno, trabajadas en la actividad anterior.
Día 5 - Se destinará nuevamente un momento de lectura y escucha del cuento: “Blanca Nieves y los siete enanos” de “Cuentos en verso para niños perversos”. Se retomará la conversación de la lectura del cuento anterior (mencionando las diferencias o similitudes con el formato de la historieta), se trabajarán los personajes, en qué momento habla cada uno, cómo está escrito el cuento, etc. Luego de la reflexión se procederá al dictado del título, los personajes, las características y los acontecimientos mas relevantes, finalizando con el copiado en el cuaderno personal (de la misma manera que con el cuento anterior).

Semana 3 - Manuel García Ferré nos presenta a Hijitus
Día 1 - Igual que con Quino, se presentará al autor Manuel García Ferré, a través de una breve reseña de su vida, el inicio de sus tiras cómicas con sus personajes, otorgándole mayor relevancia a Hijitus. Dentro de los datos que se conocerán del autor, será importante acercarnos al conocimiento de Hijitus como el primer super héroe argentino. Para brindar otra oportunidad de acceder a la información, también se podrán indagar datos sobre el autor y sobre la historieta de Hijitus en la computadora de la sala o en la que se cuente en el jardín.
Día 2 - Para integrar a las familias al proyecto, el docente propondrá como tarea que los padres o familiares cuenten mediante un breve texto lo que conocen y se acuerdan acerca del personaje de la historieta.
Para cumplir con esta tarea, serán los chicos los que deban pensar y sugerir la forma ideal para comunicarse con los padres y que puedan brindarles la información que se necesita. Una vez debatida y elegida la mejor manera de comunicarse (carta en el cuaderno, nota en la cartelera, oralmente en el horario de entrada/salida, entre otras), nuevamente los protagonistas serán los alumnos: encargados de decidir qué se les pedirá puntualmente a los padres (el docente sugerirá que incluyan como pedido, si es que los padres aún conservan, alguna revista de la historieta), utilizando qué palabras, la manera de expresarse, y se lo dictarán al maestro, que primero lo copiará exactamente igual a como se lo dicten y luego irá releyendo para realizar las modificaciones que los niños consideren necesarias.
Día 3 - Para dar cuenta de que muchas veces las historietas o los cuentos pueden cambiar su formato para ser televisados, se proyectará o verá en la televisión un capítulo de la serie de Hijitus. Al terminar, se abrirá un espacio para el diálogo, en el que el docente propiciará que los niños expresen sus opiniones al respecto, se podrán establecer semejanzas y diferencias entre ambos formatos.
Día 4 - Frente a todo el grupo, el docente irá leyendo los distintos textos/relatos recibidos de parte de las familias, haciendo intervalos para poder sistematizar y organizar la información, al mismo tiempo que compararla con la que ya se cuenta. En caso de haber recibido las historietas, se destinará un tiempo para que en pequeños grupos puedan observarlas y “leerlas”.
Se adelantará a los niños que el día siguiente se jugará a “Hijitus” pero que para eso necesitan contar con algunos materiales, por lo que se establecerá un momento de trabajo-juego para poder confeccionarlos: podrán hacer el sombrero de Hijitus, algún elemento característico de él o algún otro personaje, para lo cual contarán con retazos de telas, goma eva y cartulina, plasticolas, fibras y fibrones, cartones duros y otros maleables, entre otros. También, con los mismos materiales, podrán confeccionar carteles para colocar en los distintos sectores y dar cuenta del espacio físico al cual se refiere: Casa de Hijitus, Trulalá, Comisaría, Laboratorio.
Día 5 - Este día se destinará a “ludificar” todo lo aprendido. Será un momento para que dramaticen y, justamente, pongan en juego todo lo aprendido sobre esta historieta. El docente por momentos será parte del juego y podrá intevenir siendo parte de él y, en otros momentos, será sólamente un observador activo del mismo.
Al finalizar el día, se procederá a un nuevo momento de lectura, en este caso de “Los tres cerditos”, también de “Cuentos en verso para niños perversos”, destinando al final un momento de reflexión acerca del mismo y realizando la sistematización de la misma manera que lo hicieron con los últimos dos cuentos.

Semana 4 - Manos a la obra
Cada día de esta semana, los alumnos tendrán a su disposición los 5 capítulos vistos en la primera semana, para que puedan recordar lo aprendido de esa tira y también utilizarlo en sus producciones.
Día 1 - Se les planteará a los niños la idea de elegir uno de los “Cuentos en verso para niños perversos” leídos con anterioridad para poder pasarlo al formato de historieta. Para llevar a cabo la votación, se les sugerirá que cada uno se tome un tiempo para re-leer lo escrito en su cuaderno acerca de cada cuento y que, personalmente, tome una decisión acerca de cuál le gustaría convertir.
A continuación, se realizará la votación, y el cuento que más votos reciba será el “ganador”. El que quiera podrá expresar su opinión acerca del por qué de la elección de ese cuento, para compartir con sus compañeros y generar un momento de intercambio.
Día 2 - Se retomará lo discutido el día anterior y en un afiche se escribirá (algún niño o el docente, bajo el dictado de los niños) el nombre del cuento elegido por votación. El docente cuestionará cuáles son las partes más importantes del cuento, para dejarlas escritas también en el afiche y así saber cuáles son las que habrá que “volcar” a las viñetas. Se abrirá un debate entre alumnos y docente y también se ofrecerá la posibilidad de volver a leer el cuento para asegurarse de la decisión que se tomará.
Una vez seleccionadas las partes fundamentales del cuento, que nos permitirán tener un hilo argumental, el docente lo plasmará en el afiche. Una vez anotadas las partes del cuento, se lo leerá a los niños para que lo aprueben o entre todos hagan alguna modificación.
Día 3 - Se procederá a la realización de los personajes en una hoja de papel y con lápiz negro. Se dividirá al grupo total en pequeños grupos, dependiendo la cantidad de los personajes que sean necesarios, de manera tal que cada sub-grupo realice un personaje. Serán personajes de no más de 15 cm., dependiendo la contextura de cada cual, teniendo en cuenta que cada viñeta tendrá el tamaño de una hoja A4. Una vez terminado el diseño, el docente le sacará varias fotocopias a cada personaje, para que el modelo sea siempre el mismo, y luego le entregará a cada sub-grupo las copias de su personaje para que lo puedan pintar con lápices de colores.
Día 4 - En esta oportunidad, se realizarán los escenarios de las viñetas, utilizando la misma metodología que con la realización de los personajes, con la única diferencia que, en primer lugar, entre todos se decidirá cuál será el escenario de cada viñeta, para en un paso posterior, cada subgrupo dibuje o pinte con los lápices de colores (los subgrupos podrán ser los mismos que para los personajes o, por sugerencia del docente, podrán variar).
Día 5 - Una vez construidos escenarios y personajes, se procederá al ensamble, a realizarse sobre un afiche de color neutro (blanco o negro), será un trabajo en conjunto de alumnos y docente.

Semana 5 - Nuestra producción
Esta semana se destinará a la confección de los globos de diálogo.
Día 1 - El docente con el grupo total, volverán a la historieta (aún sin terminar) y “refrescarán” lo que ocurría en cada viñeta. Ahora, se procederá a la confección de los globos de diálogo de cada una, teniendo en cuenta las características que podían tener y sus variaciones en el formato, según lo que dijeran los personajes; por ejemplo, si el personaje estaba pensando sería de una forma específica para distinguirlo, si está gritando también; etc. A su vez, pensarán si la viñeta requiere de algún “sonido” para ser representado a través de una onomatopeya, y si es necesario incluir en el extremo superior del cuadro algún indicador de lugar o de tiempo (por ejemplo: “Esa misma tarde, en la casa de la abuelita...”). Una vez puesto en claro esto, el docente le mostrará a los chicos varios globos de diálogo recortados en cartulina blanca, de diversas formas; algunos redondeados, otros “puntiagudos”, etc. también otros recortes con grandes puntas, en cartulina amarilla para las onomatopeyas y algunas barras en otro color, para escribir si es necesario, los indicadores de tiempo y lugar. Entre todos, discutirán qué globo llevará cada personaje según la viñeta, en donde ubicarán las onomatopeyas y los indicadores. El docente irá pegando los globos con Voligoma a medida que vayan acordando entre todos cómo y en dónde ponerlos. Se les recordará a los niños que al día siguiente rellenarán todos los globos, por ende deberán ir pensado qué es lo que quieren poner.
Día 2 - En esta instancia, se iniciará la escritura de los diálogos en la historieta. Los que escribirán serán los chicos. El grupo total se sentará en ronda, y la historieta se apoyará en el medio. De a uno irán pasando (a criterio del docente) y escribirán con un marcador de punta fina lo que hayan acordado; el niño que esté escribiendo recibirá la ayuda de todos, en especial del docente. Todos tendrán la posibilidad de ser participes de esta actividad y escribir un poco. Ahora sí ¡La historieta ya está terminada!. El docente la colgará en la pared, se las leerá en voz alta y con entonación para disfrutarla entre todos.
Día 3 - Comentarán la experiencia entre todos, el docente les hará preguntas a los chicos sobre qué les pareció el armado de la historieta, si les resultó fácil o díficil, etc. Se conversará también sobre los dos autores que conocieron, cada niño podrá expresar su opinión acerca del el proyecto en general. Si lo desean podrá dividirse la sala en pequeños grupos y jugar nuevamente con las maquetas y los personajes de Mafalda, y los disfraces de Hijitus.
Día 4 -  A modo de Trabajo- juego y volviendo sobre la historieta confeccionada por ellos mismos, se llevarán a cabo los disfraces necesarios para realizar una dramatización, que luego será presentada a los padres; los mismos serán invitados al día siguiente para que presencien y conozcan el trabajo realizado por los niños.
Día 5 - Para finalizar el proyecto y a modo de cierre, se organizará en la sala una exposición que pondrá en evidencia todo el trabajo de los chicos a los largo de las cinco semanas. Se expondrán los disfraces, las maquetas y los personajes, la información que fueron recopilando y la historieta creada por ellos. Los chicos que quieran podrán dramatizar su historieta con los disfraces confeccionados en la clase anterior. Se invitará a los padres y a la directora  para que participen de esta experiencia y sean testigos de los logros alcanzados.

Bibliografía: No debemos dejar de laado este punto…






Datos personales

Mi foto
Licenciada y profesora en Letras Modernas, egresada de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA.ESPECIALISTA EN LITERATURA ARGENTINA. Especialista en Investigación Educativa. (ISP Joaquín V. González) Especialista en Litertura Infantil y Juvenil (CEPA) Actualemnte se encuentra cursando la Maestría en Análisis del Discurso (UBA) Publicó numerosos artículos y ensayos para diferentes sellos editoriales (Cántaro, Puerto de Palos, Paidos, revistas del ISPEI Sara Eccleston) En el 2012 su blog Entre el mouse y la tiza recibió el PRIMER PREMIO A LOS BLOGS EDUCATIVOS otorgado por la UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (UBA) A raíz de ese premio fue convocada por distintos medios periodísticos. Durante 2013 el mismo blog resltó ser finalista de dicho concurso. En estos momentos se encuentra abocada a la investigación y la escritura de un ensayo en colaboración con la Lic. Cristina Olliana.

Seguidores